sábado, 22 de diciembre de 2012

Recuerdos borrosos


El sombrerero había desaparecido así como lo había hecho el dragón que estrujaba mi alma errante, ahora tan libre como nunca antes y sin embargo faltaba todo lo que anhelaba que seguía escondido; entre mentiras y verdades a medias se escondía Neverland, My Land o como le quieran llamar, donde escapan las sonrisas junto con los amores encarnados en jóvenes, donde se nace puro y se vive eternamente. La eternidad es insignificante, tan grandiosa en otros mundos donde es buscada cual prófuga y aquí moneda corriente; ¿y que importa un cuerpo eterno si el alma no concede tal gracia? Ahora que nada se aferra a estos cuentos amargos ni a la tinta o siquiera los recuerdos puedo volar libremente así como alguna vez usurpo el cielo el dragón que se alimento de sangre. 

Sin esperanza, ocultando los secretos bajo un Diario de enigmas, escarbando entre verdades que no me pertenecen pero siempre vagando alrededor de tu alma que nunca calla.  

jueves, 22 de noviembre de 2012

El poder de lo insignificante


De entre miles de cara, ella se fijo en mis pupilas; suena mas que extraño admitir ese hecho, sobre todo para quien trata de huir de esos atributos tan humanos.
Vagando inevitablemente, desconocía la voz que procedía de sus labios, a que se dedicaba y otros tantos asuntos mundanos; fueron instantes en los que la vida me daba a entender como el resplandor del alma se podía desbordar en belleza. Era sencillo, lo sentía, y no necesitaba mas que eso.
Estos meros humanos también hechizan..
Cientos de características impactando en mi: el tono impecable de la piel, la forma en que los cabellos le caían en los hombros cubiertos, esas delicadas manos recubiertas de joyas, la mirada apacible. Todo eso y mas era lo que me llevaba a detenerme a observarla, para luego dejarla ir. Básicamente me conforme con esos destellos que me brindo por un lapsus mínimo;¿ cuando me volvería a enredar en detalles? ¿Y es que el pecado recaía en admirar un envase?
Aquí no es tan diferente de allá; esa belleza no era mas que musa, pero llegar tan alto como para serlo requiere de un camino arduo.
Me enamore de la finura, del contexto que la apartaba y dejaba de ser común, del alma que estallaba en silencio. He ahí cuando comprendí que estaba ante el equilibrio perfecto, nunca antes visto por mi persona, y existía cuando se anidaba en su piel o mejor aun en su vida fugaz.
Un contexto extraordinario, pero no dejaba de ser un sueño del cual siempre despertaba somnoliento, divisando un lugar lejano junto a desconocidos que quedaban borroneados por completo.
Todo esto también se esta quemando, y se olvida inmediatamente.

lunes, 29 de octubre de 2012


Tan enfermo que delirio, la veo al lado mio acariciando mis labios, me esta prometiendo que nos volveremos a ver; no lo dudo, mis lagrimas caen derramadas ante mis arrugas que prometen disiparse tras el ultimo latido errático. Hablo con la sombra que crea ante las luces del mediodía, me callan para que no masculle locuras, resulta que aun en el fin hay cárceles absurdas; ¿y que importa si pronto me silenciaran con pastillas revestidas de dulces? Viajo en el lago de las memorias, soy solitario y pocos me acompañan, también he sido mentira y verdad combinado en sonrisa; me veo besando labios color cereza, respirando humo, llorando, riendo, mintiendo, sintiendo como el corazón bombea la agonía, rogando y en este instante hilando mis últimos pensamientos, si bien no desean escuchar lo que tengo que decir les dejo su futuro encadenado en manos que todavía son armas.
Cierro ambos parpados, creen que ya no puedo dar lucha, y la ingenuidad es producto del excesivo desconocimiento por aquel que yace soñando aun; para ellos es preferible pensar eso. Pero la oscuridad me otorga la capacidad de volverlo todo atrás, y haciendo oídos sordos a los sonidos resonantes vuelo; mi alma es joven, el cuerpo no.
Se descascaran las paredes blancas junto con los muebles de roble y arce, no aquellos agentes del caos que me observan desfalleciendo como si fuera un ser extraño. Supongo que soy aquel hombre singular que señalan con palabras de compasión falsa; y se que que en sus mentes pronto nadare en el valle del olvido, sollozan ahora y muy pronto seré su historia pasada, tal vez esto no me molestaría ni cargaría de pensamientos pero he coleccionado demasiadas historias que nadie ha escuchado.
He estado aquí y allá, entre las altas montañas pero también me he internado por meses en el océano; vi gran parte de la belleza del mundo, recordarlo me hace dar cuenta de que incluso viviendo de esa manera obvie los detalles magníficos. En las tormentas jamas me detenía a ser parte de su pasión, aferrándome a mi propio cuerpo mientras la lluvia me abrazaba; existe la completa certeza de que pocas veces observe la mirada que ella me regalaba, si vuelvo a mis costados en estos instantes y la veo de nuevo, sin embargo nadie mas la nota. Es el fantasma que me encadena en esta cama y me recuerda que el perfume que usaba sigue impregnado en su almohada. Todo de quien era aflora, volviendo a la ilusión de que este no es el presente, se intercalan imágenes fugaces acompañado de voces caóticas, lagrimas junto con risas; nada es real en este momento, mareado y lleno de recuerdos vuelvo a navegar en la memoria de un viajante eterno; tal cual volver a reescribir las mismas palabras, una y otra vez, ese es el método que encontré para retomar lo que resta de vida así cual bolígrafo que ha sido abandonado al borde del escritorio. Descomprimo la ignorancia dormida en el fondo de la edad, y rió como pocas veces he hecho; estas carcajadas están dedicadas a la locura que existe en aquel hombre del cual soy reflejo, es la vida pasada motivo de todo ello, lo que soy y lo que no me deja por esta vez ser el invitado en esta hermosa sonata de mi propia risa. Aun en la cumbre del éxtasis cuando la consciencia de la muerte ataca por segunda vez te veo perfecta, me acerco y no hay miedo, por eso sigo intacto y sigo riendo con locura; viviendo el ultimo segundo con el frenesí de la pasión incauta.
Beso estos recuerdos que se marchitaran, serán olvidados, no me entristece en lo absoluto tendré mejores en su momento. Alzo una de las manos a tu rostro cansino, y asiento, ya era hora de partir. Estaba llegando tarde..
-Diario de un error; Menetteti nunca esta totalmente perdido.

domingo, 14 de octubre de 2012

La dulce sombra de la locura



Vivía en su mente sin pagar alquilar, como un recuerdo añejo que no desea ser libre,  atado por las cadenas del pasado. El simplemente se decía que era demasiado bella como para ser olvidada con una copa de alcohol entre las manos; el puñal que se clavaba en su pecho, se quedaba mirando a la nada y el insomnio atacaba por días hasta que caía rendido ante una imagen tan frágil, era un dulce veneno que oxidaba la coraza de su corazón. Era el eco de una voz que jamas escucho, la caricia que nunca le dieron pero que sentía en la piel como un sello, vivía de besos de papel dedicados a una mujer tan real que se esfumaba en el aire.
En cada mañana era la misma frase. ''Has como si ella no existiera''.
Cada momento que vivía fuera de su hogar alcanzaba su meta; en su viejo traje gris resaltaba la corbata con el tradicional nudo, y no podía faltar la típica sonrisa que por muy falsa que pareciera era tan real como las lagrimas que derramaba.  
¿Cuantas mentiras volaran en su rostro hasta volverse realidad?
Cual sombra que se desvanece entre otras tantas, haciendo retumbar el silencio creando un eco que se esparcía en una ilusión que lo hacia detenerse mil veces sin motivo aparente; aquellas miradas superficiales lo ahogaban en la agonía de lo que parecía ser natural, en el instante que se descuidaba retomaba su lucha con una risa que se desvanecía entre los pasillos de las oficinas o entre los robles del parque que visitaba. El cristal era conocida por su poder al atraer una figura que caía ante sus pies a veinte pisos hasta estrellarse con el suelo de esa gris ciudad; intento alcanzarla y rozarle una mano, era tarde como siempre no existía quien ni mucho menos latido ni respiración en la dama que amaba.
Amanecer sin dormir, intentar re acomodar las ideas y darle un sentido, sentir el frió que cala los huesos y luego el calor que sofoca hasta hallar la respuesta a su existencia tan peculiar. El y no otro era que padecía aquel  humo de palabras que se disipaba, jamas volvería a dudar si la veía ante cualquier lugar o momento saltaría a ella en pos de su encuentro, besaría el vació en el cual caía y tomando el amor infundido podría descansar en la normalidad. Aparecía, se iba por meses o semanas, en la ansiedad recreaba su voz y la mascara recreaba la sonrisa que tenia que fingir...era todo lo que necesitaba.
Motivo de locura, o de un amor espectral, el saltaría hacia la ilusión hasta llenarse de cólera y que en mil pedazos estalle el antifaz. 

martes, 2 de octubre de 2012

De repente su aleteo no era mas que una historia del pasado

Te enamoraste de una mariposa negra; pálida como la noche se ensombrece y llena de misterio tu alma. Has sido advertido querido, no te has resignado a pesar de las noches que han pasado. Ella no se ha vuelto a posar en ventana mientras la luz de la luna te adormecía, ni tampoco su negrura se funde en tus libros o cuadernos. Asumes que ha perecido en alguna guerra, y que su fragilidad la aniquilo por completo; tientas a la vida para buscarla, sabiendo que no era mas que un simple aleteo de sueños para usted. Ilusionado en la constante espera, puro silencio y demasiada belleza en un ser que nadie notaba realmente; el único que se detenía era el reloj, adormecido y en constante amargura, al desaparecer de sus días retomo el sonido del segundero.. Vuelca incontables lagrimas sobre el lecho hasta dormir ahogado por su propio sollozar, inventando alguna excusa para mentirte otra vez; sin embargo no podía rehusar a la verdad cuando  en aquella mañana de invierno noto con perplejidad dos delicadas alas que parecían detener el tiempo con cierta vanidad, lo cierto es que solo para este hombre los segundos eran eternos. La tristeza se destruía en la mirada, se detonaban todas esas gotas ocultas; como resultado le volvian a mostrar la oscuridad de la noche, despertando con dos alas tiesas entre sus manos empapadas. Envuelves con sutileza palabras categóricas para despedirla y la echas a un lado, entre el fuego y el abatimiento que te sobrepasa, retomas la pluma que guardaste en el olvido para retomar tu historia y darle un final penoso; seguramente no se percato que el tiempo lo envolvía como juguete y volvería a esa misma escena cientos de veces mas.-

[Diario de un error:Aunque te diga que te extrañe, quizás no puedas oírme.]

martes, 25 de septiembre de 2012


Beso tu frente mientra duermes, desconozco la ilusión que creas este momento, proyecto lo que has intentado decir en un sueño futuro. Por ahora puedo liberar las cadenas que te acogen , mas cuando despiertes el sabor agridulce retomara y no sabrás el porque; otra vez viviendo como un ignorante, teniendo la certeza de haber perdido pero sin saber que. Para despertar tendrías que estar consciente de la perdida; y si bien ahora puedo marcharme, no es lo que deseo. Es duro verte sin conciencia, cual juguete abandonado a merced del viento y los depredadores; en cualquier caso el también podría ser el depredador en busca de presas débiles. Olvido rápidamente todas las dudas, porque con ellas solo temeré el final, huiré lejos a donde no existan tales cadenas mundanas. 
Tomo esa mano lánguida que descansa en el aire, poso en ella la esperanza de volver a tomarlas cuando retome el camino. Esos recuerdos se funden en una caricia serena y una mirada intensa a aquellos ojos desorbitados que vuelan. Estas demasiado distante como sentir y entender, la nada se aparece como una forma hermosa ante la que cedes para descansar. 
No debo luchar las batallas que te aprisionan, ni romper las barreras que te auto impones; sin embargo te observo hasta que puedas hacer lo mismo y estemos en la misma torre. El velo de la noche creciente me atrapa antes de poder decir todo lo que he anhelado contarte..atrapa y cobija mi silencio como un arma, tapa mis palabras con aullidos y me deja beber de aquel dulce veneno cúprico. 


Y para cuando desperté, esa voz se silencio momentáneamente como si viniera a mi para  intentar decir algo mas allá de una simple ilusiona...hasta que las luces se volvieron a apagar, ni siquiera supe quien era o porque me despertó dulcemente. La figura se entrecortaba entre las sombras de la habitación, no supe si era producto de la imaginación o ella, entonces mi cobardía volvió a atacar tapando mi rostro para no verla y olvidarle como si fuera una pesadilla. Era tan real como la fragancia en la que me hundía en esos momentos. 

[Diario de errores: el sueño de un desconocido]

sábado, 8 de septiembre de 2012


Se mecía en aquella vieja silla reclina-ble, mientras tecleaba sobre la maquina de escribir una nueva historia, giraba sobre su propio eje buscando las palabras justas para no desenfocar la historia y que al igual que un rompecabezas todo encaje perfectamente. Queriendo darle cierto orden, tal sutileza lo suficientemente hermoso como para ser admirado y ser considerado de tal genialidad, y de trasfondo un mensaje único que dejaría algo en que pensar, una historia que cambie perspectivas; muy rebuscado pensaría cualquiera, en este hombre una tarea mas de su pasión. De ninguna manera quería entregar todo de si en una bandeja, y esa era de las tantas razones por la cual no le molestaban las criticas sobre sus textos, iban dirigidos especialmente para quien entendiera mas allá de los superfluo.
Era un hombre sencillo, al menos a su criterio, el ojo critico de cualquiera diría lo contrario;y sin bien había meditado demasiado acerca de aquel tema, siempre llegaba a la misma conclusión, aquella complejidad no existida para si mismo, ante los demás en realidad era un desconocido analizado desde la distancia.
La palabra para definiros era la de su propia naturaleza, animales prudentes. Y ahí estaba lo que le faltaba para desencadenar un poco mas de tinta y dar un buen final a sus actos inconclusos.
No era tan tarde, pero había culminado su trabajo. Algo en esa habitación volvía al silencio, mas allá de que el sonido de la maquina de escribir cesara se trataba de otro incomodidad, no era un suceso extraordinario puesto que era lo que acontecía hace mas de un par de años cuando ya no había nada que decir. Pero como un buen camaleón, nuestro escritor se acomodaba fácilmente, esa ausencia de sonido y pensamiento, solo dejaba un lienzo que a la noche se volvía a reescribir con sueños. Mirando a esas cuatro paredes crucificaba el dolor, la pena, amor, y otros tantos sentimientos variados, como cuadros valiosos que deben ser admirados mas no tocados. Un escudo que atraviesa la sala representando la sonrisa olvidada, porque era necesario representar que todo lo perdido es un trofeo de una batalla perdida o ganada, puesto que en la lucha se debía dar un sacrificio..
Se adormecía en el leve movimiento de la silla, cerraba los ojos e imaginaba estar en cualquier otro lugar, con alguna persona que realmente existiera y no solo fuera de cristal. Al fin entre papeles y tinta todo moría, incluso su existencia era nula a comparación, pero si existía alguien cuando todo se volvía amargo e incoloro. El sonido volvía como una chispa que enciende la vida, tapando sus ojos nuevamente, susurrándole a un Sr. Nadie. Hablaba de tantas cosas que no entendía en lo absoluto, la voz resultaba conocida, mas su fragilidad le era totalmente indistinta. Ya nada era molesto, algo desapareció junto a esa extraña Dama sin color, para ella era un mundo aparte donde la normalidad no se desvanecía y continuaba enhebrando sueños que parecían cercanos aun con su incoherencia. Otorgaba el sueño reparador para sanar heridas antiguas, desaparecer sin identidad, un don sin nombre que pretende ser lo que los demás son, danzando con lo efímero sin revelar ni una ínfima parte de sus deseos pero si nadie había podido, esta era la excepción. Enredándolo todo para que fuera lo que necesitaba, la inyección que precisaba con urgencia. Dulce, traslucida como el agua, con cierto luto largaba la piedad junto con sus manos..abriendo nuevamente los ojos al silencio del vació.

viernes, 24 de agosto de 2012


Cuando se vuelva un laberinto en la nada, estará- ahí pagando por crímenes inconclusos. Era su toque frió el que provocaba las ansias de alejarse, esperando cualquier tipo de luz que se asomara en el camino dispuesto a sofocarla y dejarla tirada. Al quebrar la sonrisa de la dama, partía una y otra vez el alma de ella; sin aliento en las madrugadas despertaba, por instantes se miraba en el espejo y creía ver la sombra que poco a poco la mataba.
Tenia cierta habilidad inigualable para que del sutil silencio entre ambos estallara en una risa o discusiones interminables; podía sanar el espíritu del atormentado o hundirlo en las penurias. Sin embargo la fragilidad que la poseía le impedida ahogarlo en su infierno, tal vez con el tiempo aprendió a caminar en la oscuridad y que no necesitaba otro acompañante fugaz. Mas allá de eso, la aguarda una perfecta ilusión.
Los caballeros invisibles se escondían en sueños, el no podía tocarlos o mucho menos conocer de tal existencia. Jamas lucharía contra quien considera débil, entiende que bajo la sonrisa de su querida se esconden personas mucho mas importantes.
Se desespera y enloquece al no saber quien es, pregunta y jala de sus muñecas; a diferencia de otras veces, golpea su mente no lo físico. La ama y odia a la vez, porque se ha convertido en un dulce veneno y necesita tenerla siempre, jamas la compartiría con nadie. Asesinaría el alma y el cuerpo, para que ningún otro posea el efecto que podía brindarle. En vano la persigue, encuentra que esta en soledad y que la aprisiona pero no le da pena en lo mas mínimo..No sabe quien es, entonces toda su locura estalla hasta que lo que tanto pensó durante largas noches se transforma en realidad. Los gritos ahogan las lagrimas, sangre se vuelca en el piso tanto como en las paredes hasta manchar los ojos claros de la dama.
En el ultimo escalón vera su carta, las palabras que ululaban entre la música y risa, esperando hasta que vuelva en donde el laberinto pierde significado porque se ha resuelto.
Querido, usted lo ha perdido todo.

Cuando se vuelva un laberinto en la nada, estará- ahí pagando por crímenes inconcluso. Era su toque frió el que provocaba las ansias de alejarse, esperando cualquier tipo de luz que se asomara en el camino dispuesto a sofocarla y dejarla tirada. Al quebrar la sonrisa de la dama, partía una y otra vez el alma de ella; sin aliento en las madrugadas despertaba, por instantes se miraba en el espejo y creía ver la sombra que poco a poco la mataba.
Tenia cierta habilidad inigualable para que del sutil silencio entre ambos estallara en una risa o discusiones interminables; podía sanar el espíritu del atormentado o hundirlo en las penurias. Sin embargo la fragilidad que la poseía le impedida ahogarlo en su infierno, tal vez con el tiempo aprendió a caminar en la oscuridad y que no necesitaba otro acompañante fugaz. Mas allá de eso, la aguarda una perfecta ilusión.
Los caballeros invisibles se escondían en sueños, el no podía tocarlos o mucho menos conocer de tal existencia. Jamas lucharía contra quien considera débil, entiende que bajo la sonrisa de su querida se esconden personas mucho mas importantes.
Se desespera y enloquece al no saber quien es, pregunta y jala de sus muñecas; a diferencia de otras veces, golpea su mente no lo físico. La ama y odia a la vez, porque se ha convertido en un dulce veneno y necesita tenerla siempre, jamas la compartiría con nadie. Asesinaría el alma y el cuerpo, para que ningún otro posea el efecto que podía brindarle. En vano la persigue, encuentra que esta en soledad y que la aprisiona pero no le da pena en lo mas mínimo..No sabe quien es, entonces toda su locura estalla hasta que lo que tanto pensó durante largas noches se transforma en realidad. Los gritos ahogan las lagrimas, sangre se vuelca en el piso tanto como en las paredes hasta manchar los ojos claros de la dama.
En el ultimo escalón vera su carta, las palabras que ululaban entre la música y risa, esperando hasta que vuelva en donde el laberinto pierde significado porque se ha resuelto.
Querido, usted lo ha perdido todo.

lunes, 6 de agosto de 2012

Una carta de despedida


Cuando la conocí no era mas que un manojo de nervios, piel pálida y el trastorno de los recuerdos me volvían susceptible a la mirada de quien pasaba a mi lado. Estaba pendiente de reacciones de forma continua, no me observaba como a un animal al cual tenerle piedad mas bien como otro ser humano, cobijo el tormento para sacar una sonrisa en la agonía. Estoy seguro que no lo merecía y mucho menos ahora que estoy dando una despedida a quien mas amo, no puedo ofrecer lo que mereces pero si darte algo que ni yo ni nada te quitara jamas y es la melodía del violonchelo; el recuerdo que plasmo cada noche en sueños, cuando la lluvia me abrazaba y solo lo tenia a el como compañía, aun no sabia que alguien me estaría escuchando desde lo lejos por su timidez. Puedes conservar ese día y la música como suya, en realidad es mucho mas que eso; no es poco decir que cada día desde aquel resuena la incógnita de ''que puedo ofrecerle'', voy caminando con el compás de cuerdas que rechinan y sonrió como nunca porque ahora me escuchas. La triste realidad en su momento, es que no era mas que un vagabundo con su instrumento como fiel compañero, me observabas deslumbrada y no había tanto de que maravillarse.
Esos ojos de niña inocente que brillaban en la opacidad del día, nunca antes había visto ojos tan centelleantes, luego me enteraría que era una cuestión hereditaria que encajaba perfectamente con su personalidad no tan trivial; brillando en la oscuridad y trasmitiendo esperanza a los que no tienen ni la fuerza ni el valor de atravesar las penumbras que los enceguecía.
Guarde cierto tipo de amor platónico, y es que lo pongo en esta categoría porque dentro de los amores normales no encajaría; un estallido de emociones, el renacer de mi corazón, una fogata que se apagaba un poco y luego desprendía todos los colores del universo...era mas que eso, pero por ahora esto es lo que puedo decir del amor que llego a cautivarme. Me dirán que es la pasión de un hombre joven, yo solo digo que si esto no fue amor, jamas he conocido aquel sentimiento. Puede que malentienda todo lo que estoy diciendo, el corazón que se estremece entre mi carne y alma solo esta gritando por volver.
Los inconvenientes, dilemas, problemas o como le quiera llamar a los hechos que nos separan se marcaron en nuestros diarios de vida, queda seguir caminando hasta volver a cruzar miradas; sin saberlo, en cualquier momento nos encontraremos en una calle,buscando el mismo libro o incluso en las lluvias de invierno, sabre que los caminos que en su principio nos separo nos vuelve a enlazar en un eterno segundo. Es la letra inconclusa que me encantaba imaginar, la correcta todavía no llega ya que las que compuse no tocan ni un centímetro de lo que deseo; cual aquella melodía, esta mecánica interna se vuelve frágil al intentar llegar retomar ese hilo que crea la brecha entre usted y yo.
En su momento las clases sociales intentaron cortar lo que creábamos, y a causa de la tristeza del pasado mes he tomado la decisión de calmar las lagrimas que acongojan su delicadeza. Suena y es brusco decirlo como una cuestión banal, pero algún día entenderá que nos deparaba algo mejor a ambos; no se equivoque, hablo de un futuro compartido y dichoso.
Debo marcharme a un lugar que todavía no conozco, prometo traer una nueva melodía al reencontrarnos y se que como ha sido, la disfrutaremos.



viernes, 3 de agosto de 2012


Eran besos envenenados, puesto que despues de desligarse de sus labios caia enfermo y pedia mas de ella; era una caricia la que faltaba, gritaria por tenerla y cuidarla . Se estaba despidiendo con néctar y el no lo sabia, era el adiós que necesitaba, se estaba volviendo un adicto mientras que su amada pedía el suspiro que su cuerpo le estaría dando.
No era mas de lo que cualquiera hubiera dicho o hecho otro, mas ciego de su amor no veía la verdad que se le presentaba. Palabras calladas, ignoradas y azotadas en el silencio, como perfectos desconocidos encubriendo lo inevitable bajo el tapete.
Hundirse en un sopor embriagante para huir y no verla, creer que jamas desaparecería y quedaría guardada como eterno resplandor de belleza sublime; el deseo de mantenerla en la memoria y no soltara nunca. Se trataba de callar el suplicio, y sonreír mientras el tiempo estuviera a sus disposcion.
Pone notas en su mente, diciendo no lastimarla ni reprocharle las cuestiones del destino.
¿Como tratarla?Si una palabra se detonaria desde la mecanica en el interior, peor que la muerte, sus lagrimas.
Decirlo o no. Cuestiones egoistas en las cuales se convencia, nadia lo negaria, el la amaba con todo lo que quedaba de su corazon.
Tan lejano era el día en que estallaran las lagrimas y la realidad se presentara con un golpe en la cara, cruda y cruel, sincera en el letargo. Soltara las penas cuando el vendaval se lleve los recuerdos junto a las penas disueltas en alcohol, sabra que su nombre sigue en el frio de aquella piedra abandonada y los ósculos han sido congelados por sus errores.
A la distancia, pero una madrugada llego tocando la muerte y abrio sus alas para dejarlo todo atrás. La encontro inmóvil, calida como tantas otras veces, y su mano sostenida decia ''hasta luego''. Era el fin de las caricias de media noche, el ocaso de dos amantes que colapsaron.-

viernes, 27 de julio de 2012

martes, 24 de julio de 2012

La breve crónica de un hombre enamorado


¿Desde cuando amar se volvió importante para usted?No supo decirme la respuesta, mi mente estaba pensando en todos los posibles contraataques, y sin embargo solo quedaba el silencio de por medio; era la única respuesta a la cual no podía objetar, era lo que sucedía cuando discutíamos. De mi parte yo era el completo dialogo, mientras su cabeza asentía dándome la razón de todo, quedaba frustrada; en el silencio de las tardes lloraba por los rencores que habitaban en mi pecho, el resto seguía en su tramo con demonios y ángeles.
El hecho de llamarla ''señorita'', era cuestión de cortesía y hasta ahí no mas, en varias oportunidades me vi al punto de levantar la voz y decirle quien era para mi. A lo que me respecta a ambos, ninguno de los dos conocía el significado del amor pero nos atrevíamos a pronunciar lo por el deleite de saber que existía en un lugar perdido, jamas me consideraría digno de entender y en mi corazón confortar dicho sentimiento noble. El silencio en la soledad me acoge como su hijo, acuna mis dilemas y libera todas esa lágrimas reprimidas por las décadas; pero si viera tu sonrisa nacer de forma natural, cuando no seas lo que denomine dama, me enamoraría otra vez..Jure en ese trato no ceder nunca, y en realidad caía rendido ante alguien que podría ser libre amando a cualquiera. A través de los años me fui volviendo alguien débil, se como caí, y jamas me retractaría de este paso en falso. El engaño era vil, odiaba ferviente mente la mentira ..¿Y si era de ella por que callar ?
Ningún motivo, menos una posible salida. Lo que la hacia feliz, me daba lo que faltaba y según cualquiera la cólera atravesaría mis venas. Puedo competir contra todas esas burdas idioteces, el corazón puro de un hombre no se derrumba ante el engaño de quien se ama.


lunes, 16 de julio de 2012

Siempre me molestara tener tanto en común contigo, es como verme reflejada y gesticular las mismas rarezas que solo noto en ti; al intentar ser diferente solo logro mayor similitud. ¿Quien es la copia de quien acá?
Tu o yo. O ambas somos partes de la original, y el recelo es cuestión de miedo a perder. Tenemos las mismas marcas, y vagamos con las mismas incertidumbres e incluso atrapamos el mismo futuro en nuestros pensamientos.
Sin embargo, sigo huyendo de tu parecía no tan casual. Estamos completando las mismas frases que una vez dijimos al unisono, y nuestro pesar aun al rehuir tales acciones solo se aproximan a la realidad. Siento próxima la compañia de tu sombra que se acerca curiosa, discretamente ojea mis movimientos; detrás de la puerta ojos grises se asoman en busca de una respuesta acorde a esa pregunta que formulas, esquivo con toda sinceridad la interrogante. Acorralarme es como atraparte a ti en mi, una respuesta que esta en el fondo de un lago abandonado y prefiero rehusare a toda explicación...Entonces fue ahí cuando me volví amante del silencio, y ella de las palabras; cuando tomo sus paginas y se las llevo, me dejo en la nada. La designe de manera despectiva, no deseaba nombrarla puesto que decidimos ser ajenas una a la otra y separarnos por ultima vez.
Todos estos laberintos te pertenecen, de una forma extraña terminamos entrelazando dos mundos opuestos. Mira como reptamos a la locura, y sin nombrarnos o conocernos terminamos en el mismo lugar. Después de tantas décadas, una a otra vez me pregunto lo mismo.
¿Quien es ese reflejo que es parte de mi?
Es una dama de piel morena, que me sonríe a la distancia; un conejo negro que escapa de esta curiosidad que barboteo mientras se desbordaba.




-Cuando me olvide de quien era ella.-

lunes, 25 de junio de 2012

En la selva de la vida se encontraba, por un camino perdido se extendía los laberintos del pasado y en ellos se colgaban imágenes tanto de los fracasos como de las victorias. El paso de los días, al parecer iba dejando vacíos detrás de cada recuerdo como una sombra a la que ignorar; con un poco de zozobra se enfrentaba a velos ya descubiertos, a besos robados que guardaban un poco de pasión aun, a la muerte tanto como a la vida,   aquellos secretos que solo relucen en la luz de lo improvisto, a la ráfaga del alma que al encenderse difícilmente se apaga, aquel eterno encuentro que duro siglos (en tiempos de impacientes) contra el viento y como una sonrisa negra dio en su cúspide la despedida final, al deseo innegable de existir en cada suspiro porque al parecer no hay quien se resista a tan sublime obsequio. No obstante ese fulgor estaba a la par de la murria que que acongojaba ese cuerpo que merodeaba por las puertas del abismo.
Con dificultad divise  las lineas que dedicaba a una capa que caía con suavidad, sin nada al descubierto no sabría decir de quien se trata todo este infierno, rara vez pude decir que aquel sitio tuviera la sensación partida entre agonía y la belleza de una estrella que acaba de perder su ultimo segundo. La presión en el pecho me hacia sucumbir ante su presencia; sin embargo era como si no fuera mas que una piedra que nadie ve, en cambio sin ser algo especifico cuando era nada y nadie a la vez, verlo todo con un delicado cristal entre su nariz y los actores de por medio. 
El escenario volvía a cambiar; esto era totalmente nuevo ante sus ojos, y viejo para la eternidad a la cual todo le resulta un chiste con cierta parcialidad de gracia. Una tormenta de arena desaparecía la majestuosa vista anterior, ahora con mayor claridad observaba ese punto negro que se presentaba en aquel ingente desierto. Danzaba entre la tormenta una figura borrosa, seguía siendo la misma insípida mancha en el horizonte, y sin embargo adquiría cierta elegancia con sus movimientos ; invocaba con energía fugaz las puertas que iban abriendo paso de un mundo a otro. En su danza una de sus manos que se alargaban junto con la espada que esgrimía; lo que mueve al cuerpo y el alma se termina perdiendo en una ilusión fatal que se desprende con facilidad mientras se vuelve polvo en el viento. Al clavar en la arena la Espada de la Victoria, dos grandes puertas se abren y desgarran la tierra, la capa termina volando mas allá de lo que se puede ver y aquel punto negro se vuelve precisamente lo que siempre pareció ser otro ser humano condenado; aquella figura termina siendo arrastrada hasta las profundidades dejando una estela de su  melena dorada y el esplendor de una bella dama. 
Minúscula fue la experiencia, al recordarlo cuestión de minutos que parecieron milenos y así termina sucediendo con todo lo que queremos guardar. El único motivo para seguir el destino fatal de aquel desconocido era saber de su finita existencia, como un ignorante busco hasta observar el ultimo destello de luz antes de que la oscuridad consumiera el espíritu.

viernes, 15 de junio de 2012


Otra fragancia que es llevado por el viento, así la luz que entra por mi ventana en cada verano se va disipando. Los pétalos de mi pequeña felicidad se van esparciendo en un poco de locura, que esta vez no resulta ser de mi propiedad, y casi no recuerdo cuando jure ser tan libre como lo soy ahora; no tengo una cadena que me limite, y ansió con todo el espíritu poder volar junto con estas imágenes plasmadas en la memoria. Vuela hasta encontrarte con otras rosas, hasta que regreses a mi porque yo siempre iré hacia ti, y los ocasos se apaguen eternamente solo cuando suceda volveremos a ese punto sin retorno. Puedo irme a descansar a un sitio donde cada una de esas dichas regresan y no necesariamente pretenden abandonarme a la deriva del otoño, para luego quedar abandonada en un invierno tan tormentoso que no pretende tener ni un ápice de piedad. En una porción de cordura, se y entiendo que no es mas que un sueño que quiere extender sus alas invisibles sobre mi para alejarme de lo común. No dejo de aferrarlo todo, si aun se perdiera, en algo mas intenso que una corazonada y menos exacto que una simple certeza. 
[ Precisamente, ya no se de que esta pasando por mi cabeza; mas bien creo que es la locura de un mundo creado para soñar...]

sábado, 9 de junio de 2012


Y si yo te muestro mi lado oscuro
¿Me abrazarás esta noche todavía?
Y si te abro mi corazón
Y te enseño mi lado débil
¿Qué harías tú?

viernes, 1 de junio de 2012

Entonces al irse, creo una brecha entre ambos, una tal que solos los dos entendimos. No eran los metros ni el tiempo el que distanciaba su voz de la mía, iba mas allá de la furia y la melancolía que vivíamos. 
El se perdía en un laberinto de ilusiones, mientras que yo estaba imposibilitado, apenas arañaba un poco de su piedad y eso significaba ver su cruel realidad mientras azotaba los días con desdén. 
Ese día, tome el poder entre mis manos, detrás de la linea puse mi amistad y el pasado quedo en un baúl enterrado en el fondo de los días. Apunte a que saliera ileso, no por mi, mas bien por el. 
Tome su mano y lo salude, no hubo muchas palabras, las miradas decían mas que cualquier frase de momento. Los copos de nieve en esa mañana se derretían en mi. 
Aquel invierno fue el mas frió de todos mis años.- 

domingo, 27 de mayo de 2012

Sueño de un eterno extraño

 Estamos buscando un lugar que nadie ha tocado, un momento que pocos han soñado porque seria imposible seguir viviendo con aquel dulce nectar que en realidad solo se presenta entre fantasias de papel. Un poco de locura humana es lo que se apega a nuestros pensamientos, creo que hoy y mañana podre volar sin ser mas que un desdichado, los que me acompañan saben perfectamente lo que es denominado como locura. Encuentro en el silencio la voz mas sublime del mundo, en ella se encapsula el pensamiento que nadie se atreve a pronunciar, enredado en espejismos que se captan desde el exterior. La resonancia nace de un lugar muerto que lentamente atrae, para crear victimas de todos los lugares posibles; mantengo la cordura, mi mente se pone en un lugar fijo y no debe en ningún momento escapar, podría ser engullido por sus brazos y no volver mas a la jungla de los vivos. 
Anhelo entender esta inmensa soledad envuelta en las bravías de alta mar, mantengo aislado en un punto ciego todas aquellas percepciones negativas que podrían llegar a nublar los ojos atormentados de esta embarcación. 
Nada es real, no hay porque preocuparse de los desastres que cree para ver lo que tanto deseamos. 
¿No estamos muertos ya? Crucificados por miradas frías y duras, vivos, tan vivos cual estrellas que aun al perder su totalidad dejan una hermosa estela de luz que da calor. 
Después de todo, aun en el dolor y en su contra, veo e imagino el lugar que con inmortalidad he buscado. Estas inerte en el silencio mientras el cielo junto con la bruma se convierten en uno mismo, tus pasos se acercan y solo temo por tus palabras, la crueldad vive en aquella mirada. Vienes a despertarme ahora que he pasado por este fatal letargo, se que volver a morir seria imposible. Estoy a su merced, siempre y cuando no me abandone en este rió de almas perdidas. Paso a paso acortando la distancia, como el contra punto que complementa la energía vuelve a fluir. No te escapes, existe el temor a volver a ser nada. Nuevamente eres una sombra que desaparece cuando le grito, sin nombre o apodo, solo quiero que regreses. Es tarde, mis parpados se han abierto a la fría realidad. Me sacudo en una oleada de temor tan grande para aplastarme y no desear mas nunca moverme del lecho en el que estoy recostado. Vuelvo a escabullirme entre sabanas tapando mi rostro, quiero que se cierna sobre este cuerpo la oscuridad para cerrar mi visión y verte entre lo que mi memoria me ha quitado, porque aun vives y se que estas latiendo en mi como una premisa que debe ser escuchada. 
Monocromático. Ya no estas, todo es de color negro, ni tu perfume llega en esta brisa..
Has huido cuando te encontré, era mas que una ilusión que deseaba tener, bajo ella y su manto de tristeza estaba el lugar en el que quería dormir. El mundo que añoraba se ha escapado como un pequeño conejo negro que solo desea libertad, lejos de un atormentado, porque precisamente eso era y no merecía aquella condena mi dulce dama. 
Gris y amarga ausencia, seria de ese tipo de ser que apenas puede vivir con su propia presencia y suspiro, digamos que en el fondo lo sabia. Soportar el dolor que atormentaba mi mente y alma, mas ese no era mi mayor deseo. 
La locura se esta desatando entre mis muñecas, un poco mas para ser completamente libre, ahora correré antes de morir ahorcado por sus leyes hipócritas.
Hoy gritare cuanto he perdido, como un desquiciado que no tiene miedo, precisamente ya no temo a su escrupulosa mirada. 
Jugare a reír un poco de la mismísima nada, ha recordar el ruido de sus paso al verme, a la frialdad que destellaban sus ojos en mi, de los juegos de las personas que desde lejos son nada mas que falsedades, de las injusticias de la vida, de lo que en algún momento denomine ''cruel destino'' y ahora no es mas que una lección que debo aprender. 
Saltare del borde del barco, gritare que vivo...y moriré entre sueños para buscarte de otra manera. Hubiera arrebatado un poco de tu perfume para hundirme con el, mientras rememoraba esos pequeños segundos. 

martes, 22 de mayo de 2012


Es fácil mirar a la gente y hacer juicios rápidos sobre ellos, sus presentes y sus pasados, pero estarías asombrada ante el dolor y las lágrimas que esconde una sola sonrisa. Lo que una persona muestra al mundo es sólo una minúscula faceta del iceberg escondido de la vista. Y la mayoría de las veces, está marcado con grietas y cicatrices que recorren todo el camino hasta los cimientos de su alma "

miércoles, 16 de mayo de 2012

''Solo por hoy.''
Era lo que decía cada vez que la veía reposar en su lecho de farsas y mentiras. Veinticuatro puñaladas en la cabeza, hasta volver para acariciar su tersa piel, se que cuando el primer haz de luz te toque estarás igual o peor que antes de que partiera. Rogaras por una paz la cual no tiene futuro en estas tierras, lloraras en vano por un caballero que apuñala tu corazón, y sin mas tapare mi rostro para que no lo veas, no solo tu estas en las penurias ahora yo te acompaño amada. Tu espada no corta las entrañas, ha traspasado cada barrera para llegar al latir de un simple hombre, que si bien no pretende encontrar ser el rey de reyes, tan solo desea poder amarla eternamente en el silencio que sus lagrimas ofrecen. 
Exactamente en el mismo lugar que ayer, cuando se que acabare muriendo con espinas en mis manos por salvarla del infierno, vuelvas a mirarme sin prisa ni con agrado. Balbuceas lo que tienes que decir, mas nunca lo que deseas expresar, con temor a la vida o a la muerte sus palabras se pronuncian como un gran suspiro e intentar escapar de mi. Si supieras que no pretendo ser el enemigo de tus sueños verías mas de lo que te muestro, y se que clamar por amor no es digno, te dejo escapar a donde la soledad te acoja y abrigue durante las noches.
El paso del tiempo nos estas castigando, he dejado que escapes de tu deber durante un largo tiempo y has de saber que es arduo el trabajo de un sirviente que no puede ofrecer completamente su ayuda, si fuera necesario la vida como ofrenda. Día tras día la guerra se pospone, con esto jamas podría mentir, pero ya no queda nadie mas que nosotros dos para defender la nada misma que nos abunda. Observo tu mirada como en un principio, tienen el mismo tono de piedad que los hacen brillar. Antes de morir deseo poder serle útil...
Las palabras  me quedan mejor de lo que pensé, no me dirigirías tus palabras si entendieras lo que sucede en una mente abatida como la mía. Te dejo libre de engaño y culpa, puedes extender tus alas e irte para no volver o quedarte en tu reino. En la madrugada, con una niebla que empapa mi piel e impregna el misterio en la sangre, te abandono para salvar tu alma de esta perdición en la que hemos caído sin darnos cuenta. 
He de volver con una corona, rosas que envuelvan la victoria y un nuevo sueño para ti. Estaré vivo para contemplarte una vez mas y secar el dolor que corte tus muñecas.



Hoy en día no creo que existan verdaderos soñadores, capaces de viajar por el mundo en busca de lo que anhelan realmente ya sea a través de montaña, océanos, desiertos, etc.  De echo en mi opinión las personas al pasar los años se vuelven mas mediocres, en todo sentido lo digo, esperando a que las cosas caigan del cielo cual regalo divino y la realidad es que no es así.
Y la pregunta en este caso es...¿Que es un hombre sin sueños?
Precisamente nada. Nutrimos el alma de deseos o esperanzas y sin ellos el combustible que nos motiva a ser mejores queda en un retazo de patetismo. Nos mimetizamos en una sociedad que pretende nada mas y menos que personas fáciles de manipular, conformándose con lo primero que le dan y no exige lo que merece. 
Hasta el estereotipo que nos imponen en cuanto a ropa, música y demás gustos, sin embargo no todos caen en este paradigma hay quienes no les molesta ser considerados diferentes. A su vez a si se da en el caso de los emprendedores de voluntad, existen pocos pero están buscando su lugar en el mundo y al mirar al otro tanto lo único que siento es pena. En otras palabras...¿Como no querer alcanzar los haces de luz en el confín del universo, si tu espíritu lo permitiese?
Si por un momento vuelvo a perderles, los volveré a buscar y los sostendré tan fuerte que no se escapen de mi alma. 


Dirigido a un perfecto extraño. 



domingo, 13 de mayo de 2012

-Cuando estuvimos muertos

''Estaba medio muerto, revolviendo esos pensamientos agrios que todavía me perseguían en una oleada de desesperación. La certeza de jamas volver a ver aquel mundo sombrío donde viven los mortales, y sin embargo tampoco podía llorar, era cuestión de vivos. Sombras habitaban en el valle de los olvidados, cada paso estaba bañado por la luz de la Luna. Fueron pocos los días en el que me regocije en este desierto de almas, dormía entre estatuas angelicales con mirada piadosa y por momentos creí que observaban mi cadáver que aun tenia rastros de pesadumbre incrustados en las cuencas de los ojos.
El encanto de una voz perturbo mi sueño, era precisamente el tono de un ángel que se ha posado sobre la faz de la Tierra que por un segundo llego para dar consuelo. Melódico y suave era su canción, atraía así como un imán. Tuve miedo por mi y de quien fuera aquel extraño ser, si fuera un ángel me aferraría a sus alas para no volver a la oscuridad de los días, en cambio un demonio me acompañaría a mis mayores tormentos...a la noche oscura del alma. Miedo, es algo común para quien puede perder algo preciado, de por si todos tienen algo que ''añoran incluso un ''no-vivo''. El miedo, la intriga e incluso el anhelo recorrían en un zumbido brazos, piernas y espalda, no conocía el recorrido pero la fuerza que emanaba era capaz de guiarme cuando las tinieblas y el frió me acogían.
Sobre mi lapida descansaba una dama tan bella y por un segundo pensé que era otra obra maestra del arte. Quería tocar sus cabellos negros como la noche, parecía muerta tanto como lo estaban todos aquí y lo único que nos diferenciaba es que no tenia un lugar propio. Al acercarme note una leve respiración, se dio vuelta y el rostro celestial de la pequeña dama miraba con intriga el cielo cuando lagrimas de melancolía abrazaban sus mejillas pálidas. Cantaba una canción que desconocía, nadie mas que ella me despertaba de la muerte inminente.
Estaba medio muerta y sin saberlo, tome las delicadas manos para despertarla del letargo. La oscuridad se cernía sobre ambos, con intriga me miro y en ningún momento se asusto de mi apariencia. Noche tras noche venia y hasta que llegaba no paraba el sollozo de mi pequeña dama, con frió y pavor rondábamos sin pronunciar nada, extrañamente entendía a que se debía todo. Deseaba estar un poco vivo, tanto como tu, para que veas con plenitud que no vagas por aquí tan sola como creías. Pequeña dama, cede tu tristeza que la atesorare entre el abismo que rondo y liberare de tu pequeña cárcel.
¿Que haces aquí tan lejos y tan cerca? Eres un fantasma que vive sin sentir, y si no existen palabras entre ambos tomare el deseo de tu alma para que vuelvas. Significa que no nos volveremos a ver, tendré un dulce recuerdo de la niña que venia a visitar un nombre perdido entre tantos.
Bienvenida, dulce espectro, eres la parte que faltaba para despertar. Estoy guiando tu camino lo mas lejos de mi hasta que olvides la sombra que acompañaba tu tormento. Por momentos esperaba que desplegaras alas descomunales y que aquellos ojos negros desaparecieran en una brisa..
Llegaba el alba otra vez, nos separaba como siempre, y sin creerlo abrazo lo que queda de una ilusión. Estrechamos la distancia que nos separaba, un recuerdo estallo en lo profundo. El dulce aroma a lirios era el que había alcanzado al rozar la guadaña de aquella desdicha, y al darme cuenta desapareció, volví a mi primer noche junto a mi ángel de la muerte. ...''

sábado, 28 de abril de 2012

Sus alas de pliegan y abren en un aleteo frágil. Incauta de desplaza entre follajes verdes que adornan su pureza, como no desear atraparla con mis manos y guardarla en mi recuerdo para siempre. Aquella libertad es única, no vivo su dicha y al comprendedla deseo nada mas que encarcelarla conmigo. La deje correr todo el tiempo que quisiera, era mía sin serlo..
Me enamore de sus alas color negro, de la vida que poseía, del paso del tiempo que corría y nos alejaba, como sin saber era mas que un destello de peligro para este corazón medio muerto. Cruzaría océanos de tiempo para seguir observando su vuelo, y si ahora ha muerto, la podre seguir mirando en sueños. 
De grandes tesoros que podía obtener, este se encontraba escondido en el fondo de mi cárcel. Revoloteaba, hasta salir entre los barrotes de la ventana.  Como una sombra evanescente apareces para esfumarte ante mis ojos..




-I was feeling half dead inside. Without knowing you were half alive.-

miércoles, 25 de abril de 2012

¿Y que quieres que te cuente de ''ese'' lugar?
¿Que, como lo encontré? Ah, pues te diré lo mismo que digo siempre '' fue todo obra del destino que entrelazo mi camino con...''.
Ahora que lo pienso de nada sirve mentirte y contarte una farsa de la realidad, de cualquier manera sea mintiendo o relatándote los sucesos me tacharas de loco y, si tengo suerte de mentiroso.
 En ese momento yo no era mas que un iluso que apenas comprendía su mundo y en mis peores días  se convertía en el peor de los necios, llegue a creer que todos debían adaptarse a mi, en fin era un necio. Caminando por la calle vi que al rozar mis pies contra la muerte que se afilaba en mi contra y sin embargo no temía por mi, mis pasos se aligeraban y me acercaba cada vez mas. Realmente lo deseaba, caminaba en el borde de lo irreal con un sueño imposible de por medio  y en mi mente la pregunta se repetía. ¿Que podía perder?
El extraño tintineo que me llevo a girar mi rostro, era el sonido de la muerte clamando por mi nombre, cedí ante ella y balancee lentamente mi cuerpo. La luz se interponía, el impacto llego tan repentino que pensé en casi no buscarlo.  Al darme cuenta de aquella insignificancia ya era demasiado tarde, lo suficiente para no poder retractarme de palabras o actos estúpido.
 De mi corazón solo sentí un tirón, una fuerza atrayente que chocaba contra mi, un dolor de otro tipo. Por un momento todo en mi sintió el golpe descomunal entre mi frente y mi tórax, lo recuerdo solo era un instante amargo de lo que viví.
En un principio el ruido del carrusel me atrajo, creí recordar mi infancia pero mis manos tal cual estaban un segundo antes me hicieron volver en si. Raramente no entendí que era todo eso, lógicamente me lo tendría que haber cuestionado y no fue así, sin embargo no tuve dudas de lo que tenia que hacer. Mis primeros pasos, al igual que los de un recién nacido, eran torpes e ingenuos en su totalidad. La gente que pasaba me hacia trastrabillar, el aroma de la comida me motivaba a entrar y mas que todo era la atracción que sentía por aquel lugar. Tan solo fue un minuto, el minuto mas feliz de mi vida he de aclarar, sin motivo ni razón era una simple lugar que apareció ante mis ojos como un regalo. Era el lugar que necesitaba, no existía voz capaz de penetrar en mi mente abarrotada  y una inmensa paz me abordaba con total gracia, y simplemente la acepte hasta volver a despertar para encontrarme en mi gran pesadilla.
Las multitudes aumentaban, pasaban al lado mio, algún que otro niño me miraba con ternura; la música era un murmullo en el aire que se propagaba al unisono con las risas de los extraños.
De ahí en mas, antes de dar otro paso, lo denomine como ''mi propio país de las maravillas''; ¿Y que si fuera tan solo una fantasía mas? No tenia mucho de extraño o maravilloso, solo la calidez este mecánico musculo que mueve según dicen los sentimientos, dichoso corazón. Deseaba cuestionarlo todo y nada, pero las interrogantes no se formulaban fue ahí que acepte las cosas como eran y, solo tal vez sea porque me gustaba de tal modo. Como un niño inocente camine entre la multitud hasta casi no sentirla latente casi comparable a una masa común que se mueve por un pensamiento único, y es que mirada o movimientos eran idénticos uno de los otros. En el fondo casi vislumbrando el movimiento giratorio del carrusel una dama extraña, cabe aclarar que era completamente diferente al resto tanto en su vestimenta como en presencia, aquel misterio hipnótico me arrastro a la trampa de su encanto. Aquellos cuerpos amorfos se desplazaban hasta desaparecer y la luz consigo, de la nada era plena noche y aquel encantador sonido era un silencio espectral. Aquella mirada recubierta por el velo de las incógnitas mas que puertas abismales eran; tan inocentemente he llegado sin prestar queja. Producía un cierto miedo reverencial, deseaba casi en demasía sentarme a sus pies y desenrollar su historia, ante ese encanto me acerque y si eso fuera la muerte seria bien recibida. De sus guantes negros a la punta de sus delicadas manos una caricia contemplo mi rostro, con la ausencia de palabras o sentimientos la pude apreciar en totalidad. 
La risa, los aromas, el tintineo imparable estaba de vuelta en otro asalto de locura momentánea, lo dude pero seguía ahí tan impaciente por una respuesta a una pregunta que desconocía. El delicado movimiento de sus brazos hacia mi indicando mi acercamiento fue tan fugaz, seguramente nadie mas lo noto, y por segunda vez consecutiva yo acortaba la distancia entre ambos. Con la elegancia de una dama prodigiosa tomo con cautela mi brazo y me dejo vagar por las profundidades de esta Maravilla, al conocerlas me guió entre escombros y colinas de ensueño. Los que consideraba seres, no eran mas que fantasmas que iban y venían, ahora bien la noche o el día convivían en no mas que un minuto de paz. Veía como cobraban vida los sueños nunca hechos realidad, lo que fue, es y sera...todo fusionado en uno mismo. Era un invitado de mi dama, me mostraba todo y lo único que podía regalarle era mi sonrisa, poco a poco deje mi vanidad marchita es que en este lugar no tenia razón de ser. Ante aquel monumento de fantasía pura pasaron no menos que trecientos soles y mil lunas diferentes, cada una con su encanto deslumbrante, por horas observaba la tenaz lucha entre ambos espectros de apariencia opuesta. 
Las interrogantes, percepciones negativas, soberbia, odio, rencor, entre otras tantas, no tenían lugar y mucho menos un motivo por el cual estar. Resultaba ideal no ser tan humano como creía, poder obviar lo que había observado en otros o en mi y destetaba fervientemente. Si dormía nada me mortificaba excepto quien era mi dama, pues ella me atrapa con sutileza, no conocía quien era. 
Piel frágil como el viento, dulce melodía cual voz y el perfume que envenena mis sentidos. He ahí ella, que baila en mi carrusel para alegrar mis tardes de invierno, mientras muero con el néctar que se encuentra en mi sistema.  Las tardes blancas empañadas por el propio aliento se disipan de mi y me atraen a la realidad de una noche en la que casi muerto por las luces centelleantes de esa Avenida perdida. Juro encontrarla noche tras noche cuando se esconde para acariciarme sin que nadie nos vea.

sábado, 21 de abril de 2012


Con una coraza agrietada, un interior tan vació para crear eco y sentimientos prisioneros de la mente. Un desconocido que ni se entiende así mismo, en eso mismo se convertiría. 
Me pregunto si el unico sentimiento capaz de liberar un corazón recluso es el amor. Si asi lo fuera, definitivamente nos condena a ser eternos enamorados aunque eso signifique dejar caer nuestra máxima defensa y quedar tan expuestos como para exponer sus debilidades mas profundas.


Con tu silencio dime mas que con palabras, asombra estos ojos curiosos con lo desconocido y deja mis sentidos perplejos. Ni lo que pretendes o anhelas conozco, un espejismo que recibe restos es lo que me he convertido. Mas que nada deseo estar lo suficientemente cerca para acariciar en el aire lo que tan lejos esta, a la deriva en busca de sueños ella muerta se encuentra. Aun vivo entre sombras , en cambio tan serena como puede me muestra lo inimaginable y creo en aquellos barcos a la distancia llamados sueños.
Fieros son los tramos y entre ellas encuentro la aventura que a la vida le falta, saltare cuando el viento me acompañe y dejare caer los miedos en el suelo. Pretendo que por un momento soy libre, tanto de muerte como de vida, ni atadura ni cadenas...ella dijo que se podía vivir así.Tan crédulo e inocente me tomo en pos de su bienestar y con destreza caí en sus brazos tendido a su merced. Nos dirigimos a un lugar donde no pueden vernos, si todo esto siempre estuvo pintado de negro ¿Por que nunca lo vi como ahora?
Una ilusión no es y de eso estoy seguro, entre sus manos me encuentro enredado pidiendo misericordia para volver. Segundo a segundo voy tomando su apariencia, lo que creí cercano ahora es una isla en lo lejano del pasado.
Yo, como ella, muerto y atado veo el mundo con sus ojos. En realidad ahora que lo noto,  estaba en mis brazos antes de conocernos pero ni una palabra fue necesaria para entendernos. 
El mundo que conocía se vació y completo con cadenas alrededor de mi cuerpo, caía rendido a sus pies y ella me recibía con benevolencia entre sus brazos. Como un simple objeto entrelazado en sus dedos caigo. ¿ Debería pedir piedad si yo mismo me dejado llevar en esta trampa mortal? No, jamas...
Con mi orgullo quedo a sus pies y que disponga de mi vida pues ella es mi fiel Reina.

lunes, 16 de abril de 2012

Sueños de tinta y mar

Quería navegar entre sueños de papel y la tinta mi acompañante fiel, con el viento en contra fluirían los días. Pasaría desapercibido cualquier deseo, pretendo llegar y reclamar el tesoro que anhelo, que esta mas allá de las altas mareas y la injuria de las personas.
Vamos por lo que se encuentra en el fondo de la misma nada, donde nadie se arrima por miedo a la perdición, el único lugar que ofrece abiertamente las lagrimas como bienvenida y consigo la perdida de lo fundamental. Allí descansa el regalo de lo absurdo como un bello presente, el cual defenderé hasta la muerte pues el es el que me mantiene vivo entre ola y ola. Sin motivo alguno persisto sin miedo, he confundido el simple deseo, he ahí lo que siempre busque fervientemente...muero ante las palabras que no pronuncie y el sonido se estanca en la garganta que esta ansioso por atravesar este océano de penurias.  Entre el mar, la locura esperaba a la perdida.
Me trataran de loco por escribir noche tras noche cuando la tormenta azota todo su cuerpo hasta llegar al ultimo centímetro del mástil;y mi única queja es que la letra se corre por los bordes. Los inocentes que no buscaban peligro se quedaron en tierra, hablando de valentía y de fantasías de héroes.Les dedicare una que otra frase a los perdidos, que ni siquiera conocen la forma de vivir ni morir. 
Como caballeros que siempre están en guardia, cumplen su función. Mis leales sirvientes se alojan a mi alrededor protegiendo su centro, hablando cuando se es necesario y ayudando a descifrar el camino por el que vamos. Tras largos meses me pregunto si son dignos de ser llamados ''colegas'' o si yo seré digno de que ellos me tomen como tal. Es este largo camino no hay joyas, ni oro, nada que tenga precio monetario y  solo un corazón atrapado entre las profundidades de la soledad, acorralada entre murallas mas grande que los mismos continentes y en el fondo el sonido de su dulce latir. 
¿Y si muero con su toque?
Caeré desvanecido entre  sus caricias y moriré para ser amado por mi dama fría..mas que nada y nadie, por ella doy mis días y hasta la dicha de vivir. 
Me han dicho que todo esto es el delirio de un hombre que ha pasado mas tiempo en mar que en tierra y yo los corrijo ''soy un soñador que vive para ver mas de lo que le ponen ante sus ojos''. 
El día deseado llego inexorablemente. Consigo la tormenta, la calma y la muerte, conquiste el máximo temor de un hombre sabio lo que muchos dirían ''uno noche sin luna''. El cielo despejado y la luna desaparecía de mi alcance, golpe tras golpe la tripulación moría. La madera crujía, escribí mi ultima linea y la regale al único que me comprendería. Cuando mi simple cuerpo flotaba atravesado por cientos de litros de agua, la mente ya estaba donde quería y ese lugar era justo donde pertenecía el sentimiento para vivir..
Irónicamente al encontrar lo único que deseaba estaba en mis manos al morir entre palabras y un amor mas que platónico. Dejadme recostar entre lechos que solo conocen almas perdidas y te diré que fuiste la única que me cautivo, porque a decir verdad has sido la única hasta el ultimo segundo.

domingo, 15 de abril de 2012

Rire

La risa...
''Prefieres llorar por tus penas, antes que reír por ellas ; derramarías gotas de sangre a enfrentar lo que te supera.
¿Y si dejaras el dolor como una brisa pasajera ? Responderías que es mas arduo de lo que parece. Ni ellas ni tu, que son propias de tu desdicha, puedes ver mas allá de la tragedia que se te puso delante de tus ojos..
Todavía quieres sentarte en suelo y lamerte las heridas, no me escucharas cuando diga que te daré la mano y me responderás que estas sola...''
Todo esto va en general a pequeñas observaciones de un par de personas, porque cuando se llora nadie ríe pero podrían soltar una carcajada mientras lo hacen. La vida vista de cerca es una gran tragedia por la cual los actores se agarran de sus cabezas e intentan interpretar cada uno de sus personajes como se les ha dicho, pero si tapas los oídos y dejas de escuchar la música de fondo se convertiría en una simple obra de comedia..
Creo que es ahí cuando esta un simple espectador riendo mientras otros lloran y lo llaman ''loco'' o lo miran extrañadas, pero que importaría sus miradas si existe alguien que por lo menos ve las cosas de un modo indiferente al resto..
Pretende no ver lo que hacen los demás y no escuches la música de fondo, gritaría toda las verdades ocultas ante los ojos del mundo y ellos me matarían con su critica. Esta burla disfrazada en carcajada posee la esencia del alma, y tan escondida quedo cuando los sollozos se convirtieron en la melodía de los días en invierno.
El ruido de las gotas al caer aturden, en el trasfondo esta aquella simpática risa burlona que en realidad no es mas que nuestra propia voz viéndonos humillados y tan débiles que no podemos ver lo sencillo que es desenredar la trampa ante la que caímos. 


Jamas dejaría que ella muera porque es mía....
Y tampoco que sea tocada por los extraños que vienen a matarla en silencio, ni hoy ni mañana, ha de morir antes que yo caiga rendida ante las verdaderas lagrimas que no son ni de melancolía o tristeza.
Aplacaría el dolor para que vuelva tal sonido y encandile con su tonalidad cada capa de vida marchita, para burlar el dolor que se presente.
Tan eterna que existe cuando apenas se respira ; tal vez ella viva sin mi, pero no yo sin ella. La defendería para que no caiga rendida, la tomaría entre brazos para protegerla  y sea la que reine en un corazón solitario aun cuando solo sea escuchada por ella misma.

sábado, 7 de abril de 2012


¿Vivo?
No el definitivamente no parecía estar vivo o al menos no le quedaba mucho mas tiempo, el débil sonido de su mecánica se convertía en otra triste melodía de piano la cual debía ser escuchada hasta la ultima gran nota. El brillo de aquellos ojos grises, así como sus días, perdían el destello del que eran característicos. Tal vez debería conservar su vida cual frágil llama de fuego pero en mis manos no debería tomar su existencia, el simplemente no lo deseaba. Si la vida era deseo, carecía de ello su existencia.
Serian los cuerpos a su alrededor o la noche sobre los pies y el aroma de la muerte, cuerpo temblaba junto con mi alma abatida . Huir, solo se trataba de girar el rostro y no voltearse mas aunque su corazón se detuviera de golpe para darle una lección, no tenia miedo de admitir que era cobarde y que siempre lo seria. Pocos podían afrontar la perdida, la muerte como el fin del cuerpo y el renacer del alma , y soltar lagrimas era algo que no haría cuando su cuerpo estaba a punto de ser devorado por sus propios sentimientos. Ya tendría tiempo para despedidas, lagrimas y culpas; las penas de los humanos se pegaban a la inmortalidad como un virus que se propaga con el único fin de entender.
Se preguntaba que era la tristeza y que significaba el amor, incluso sin serlo ni antes nunca sentirlo en ese segundo supo que era algo que también estaba en alguien que conocía la desventura que no latía por un día mas y si lo lograba era a causa de la lógica que encajaba perfectamente como un engranaje a su propia inmortalidad. Esto era lo que debía hacer porque después de todo se fue despidiendo de personas en silencio siempre, y ellos caían muertos uno a uno sin retorno entonces fue ahí cuando se desligo a esa dulce fragilidad...
Vagando inevitablemente las personas van y vienen, como un pequeño regalo dejan una parte de su esencia y si eso solo fuera una sonrisa o una mirada bastaba para la eternidad; y solo con esos pensamientos rememoraba sus momentos exigiéndole a los demás, pidiendo un poco de cariño, algo que realmente sea verdadero quizás que no se pueda explicar tampoco. Ahora solo una calma inmensa lo aguardaba para arrollarlo en otro sueño, a la espera del supuesto fin que casi resultaba imposible.
En la parte baja de su muñeca bailoteaba una delgada linea de sangre como si fuera una simple estela, una herida tan superficial no lo mataría pero sin duda era prueba de que también el conocería el destino de los mortales como uno mas y no es que fuera un extraño a todo esto. En su sangre que se derramaba sobre su puño se fusionaba con la tinta de sus palma, la pequeña herida se abría de par en par agrandándose y la hemorragia ya había manchado las sabanas blancas cuando su ultima respiración desato el llanto. A un lado entre el cuerpo y un libro viejo estaba tendida una nota escrita a mano con tinta negra explicando los motivos por el cual tomo su vida para acabarla.


Tal vez algun dia me acuerde de su presencia y lo extrañe, después de todo no he encontrado a alguien de mirada fría vestido de negro y que sus caricias sean sus propias palabras. Me pesa el tiempo que transcurre y cada vez sus frases van quedando en el olvido, eso significa que su cálido manto desaparece con los días, aquella imagen que vislumbraba entre sombras se convierte en algo borroso en la memoria. Cada paso, cada minuto, de palabras a frases, de cálido a gélido ¿Lo recuerda?
No, dudo que este presente en usted.
Estos hiladillos de sentimiento se destiñen bañados por la soledad, no hay culpas ni mucho menos lagrimas pues hasta la melancólica dama que me visita entre sueños me acoge hasta dormirme y dejarme insensible. Podría decirse que no se como explicarle o decir todo lo que alguna vez pensé acerca de usted, en realidad era mas importante de lo que imaginaba y era mas que vano verlo como un individuo mas.
El primer segunda esta grabado, es tan pasajera como una brisa que refrescara pero al abrir los ojos ya ha desaparecido. Tu también te has escabullido entre mis manos, desapareciendo hasta quedar un vago nombre y una difusa imagen con un sentimiento rotundo que me atrapa en su tormenta.
Tengo la indiferente sensación que todo esto se ha convertido en mi mayor mal, que no puedo escapar de mis sentimientos considerando que siempre me considere una escapista en estas situaciones.Y ahora ya no lo dudo esto es lo que quiero y no tengo, por lo que debo esperar un poco; tal vez me quede sentada en el piso viendo pasar a las personas, sin entenderlas en lo mas mínimo, pensando que son dignos de ser estudiados a la distancia y si alguien me notara entre sus demonios podría darme la mano al levantarme...no sea quien yo creo.
Llego a divisar a un ser extraño rodeado de cadenas que necesita ser libre, la ausencia de espiritu capta las miradas; las imágenes se agrietan y su agarre frio se transporta a la mente dejando un blanco pulcro donde no hay recuerdos que tomar...Consigo se lleva las lagrimas y esa extraña sombre de aquel que ahora solo aparece entre delirios y sueños.

viernes, 23 de marzo de 2012


Jamas seré digno se su mirada piadosa, ni siquiera me observara en un segundo, el resto se compadece en silencio del castigo que tengo desde que nací. La espalda se recubre con los tatuajes de los perdidos que bajan por la columna por cada vertebra, cada extremo bordeado por las marcas de la muerte. Saboreo el sabor de la sangre que un día se expandiera como un sutil veneno y tomara mi vida como un trofeo, cuando lo alce en alto y mi ultimo suspiro sea digno del final ya no quedara nada. Sea por eso o no, espero que la dulce dama de la esquina no se atreva a soltar lagrimas en signo de tristeza, yo siempre le diré que la muerte es dulce si conservo la esencia de la melancolía que me trae. Bordeo los días que quedan para la pena capital, sentiré la adrenalina en mis brazos y mi cuello arderá como nunca antes. Óiganme ¿Esto no es hermoso? Moriré siendo libre a la vez preso de el propio destino, ni mis cadenas doblegaran el alma.
En cada esquina encuentro lo que falta en mi, escucho resonar las manesillas del reloj que acortan mi tiempo. Quiero tener un poco de todo, para no irme vacio, deseo saberlo todo y haberlo perdido, asi experimentarlo.Amo la soledad que me cubre y admiro la compañía que tengo, vivo o muero por ello cada vez, solo sea para no recordarla y olvidarme de mi.
La presión toma el cuerpo hasta su ultima gota y ahora lo comprendo, siempre fui nadie, ahora antes de morir sigo pensando en ella y en lo que pasara cuando largue mi ultimo suspiro. De echo se como va a ser todo a partir del fin , no dejare que estas ultimas lagrimas aflojen mi ultima voluntad.
Este es un camino eterno donde mis manos atadas están y las promesas que suavemente decía vuelven en cada paso.
Mírame como muero, mirame sin temor porque yo no temo aunque en este preciso instante este saboreando mis últimos pasos. Creame esta eterna distancia que os separa no es nada, la muerte se ve como un gran obstáculo pero hoy seré mas libre que nunca antes..No se compadezca de mi destino, ahora caminare sin pavor.
Centimetro a centímetro mi vida va llegando de forma melancolica, esta es una felicidad que atrae las lagrimas, ella consume mis suspiros mientras las balas penetran mi cuerpo. 

miércoles, 21 de marzo de 2012

Carta de un lector

''Mi querido escritor esta carta esta dirigido para usted por aquellos comentarios de sus publicaciones pasadas, no se confunda no soy de aquellos que pretenden autógrafos ni nada. Esta es mi critica...
En primer lugar odio como puede llegar a escribir veinte renglones del mismo tema con la idea de divagar para al final ocupar un libro de mas de doscientas paginas, en las cuales no hay un punto en común y las ideas están tiradas  sin relación. En el caso de que todo esto tuviera un sentido mas allá del literal, de lo que no dudo, realmente podría dormirme en cada  metáfora, no exijo un libro que me haga reír ni se que sea mi favorito ni mucho menos que me detenga dos minutos para releerlo. Las temáticas y la metódica repetidas en una u otra convierte en predecible el final. Hay pocos giros en sus dramas, no ofrece la aventura al abrirse paso por la mirada tal es su egocentrismo que no deja espacio para nuevos horizontes en la vanguardia de la escritura, es irreprochable que sus auto-criticas no son equilibradas mientras le dan su toque de egolatría que tanto detesto.En cuanto a los personajes insulsos que crea no podrían ni aunque quisieran ser dignos de una obra maestra, es una gris ausencia de sentimientos y de pensamiento propio alguno que otro augura un poco del talento que apago por las miradas del exterior.Me creerá un ignorante por todas estas criticas in-sustentables ¿Tiene sentido llegar a la ultima hoja con un gran suspiro? Le aseguro que no,  pues ni siquiera ha tocado mis sentimientos ni ha movido los engranajes de la mente, no hay nada esencial en algo escrito con una tinta tan amarga. Usted no busca complacer deseos ajenos y ni yo espero que lo haga, cuide su tinte y su pluma como a su alma porque tal vez los originales las haya perdido en este lago; por eso no tiene lógica decirle que ha desistido de ser por lo que hay para obtener.  Otra pagina y haga que todas esto se contradiga, me vuelva a maravillar con cada paso que del naufragio de su locura porque yo admire siempre la pizca de originalidad que lamentablemente ya perdió. La sinfonía descontrolada que argumenta ahogara su talento y lo hundirá en letras perdidas ...''          


     Ser fiel a mis deseos y, con las manos llenas de la tinta negra con la que cambié mi alma por letras...